La Hipnosis Hoy en día, la palabra hipnosis tiene un significado muy sesgado de lo que realmente es, lejos de ser un estado donde el sujeto pierde el conocimiento de sí mismo es, realmente, un estado de focalización de la atención consciente con una disociación momentánea que permite acceder a habilidades propias del inconsciente, aunque éstas sean consideradas habitualmente inaccesibles. Para hacer una definición clásica, según la American Psychological Assiciation (APA) la Hipnosis es un incremento de la capacidad humana para responder a las sugestiones, aumentando la focalización de la atención y reduciendo la percepción de información periférica.

Lo que no es la hipnosis como nos lo han hecho entender en muchos momentos de la historia, es la pérdida de la conciencia y capacidad de decidir. A pesar de los malentendidos divulgados por los showmans de programas televisivos o de otros, que hacen uso de una parte de las técnicas hipnóticas mezclándolas con trucos. La hipnosis, es a día de hoy, una técnica que está presente desde siempre en consultas psicológicas, terapeutas y Universidades de Medicina también en muchos Hospitales de todo el Mundo.

Cuando estás hipnotizado, tu cuerpo entra en un estado de relajación profunda. Tu mente se vuelve más receptiva a las sugerencias del psicólogo para acompañarte en hechos y experiencias vividas a lo largo de la vida que de otra manera no es posible, y es por eso que es una técnica muy eficaz para el proceso terapéutico. Asimismo tu "consciente" se relaja, dejando paso a tu mundo más inconsciente, aquel que a veces nos da problemas que no sabemos de dónde vienen. Es decir, notarás que tu mente está activa y focalizada para ir allí donde se han generado traumas no resueltos, y así poderlos sanar.

¿Estás decidido a aplicar los cambios necesarios para siempre?
¡Si estás aquí no es casualidad! Si tú cambias, todo cambia.

Llámanos al 617 430 732

o mándanos un email a través del